Una coalición de 37 fiscales de EU demanda a Google

Una coalición de 37 fiscales de EU demanda a Google

Una coalición de 37 fiscales de EU demanda a Google




Google vuelve a ser blanco de polémicas en torno a su tienda de aplicaciones para dispositivos móviles, pues varias entidades de Estados Unidos unieron fuerzas, con el fin de presentar una demanda en su contra, donde acusan a la empresa de abusar de su posición en la Play Store, algo que también han enfrentado en países europeos. De acuerdo con la procuradora general de Nueva York, Letitia James, quien encabeza la acción en contra de la tecnológica impulsada por 37 fiscales generales en total, esta demanda se presentó “para poner fin al poder monopólico ilegal de Google y finalmente dar voz a millones de consumidores y propietarios de empresas”. Y es que desde su perspectiva, la compañía se ha asegurado de que “cientos de millones de usuarios de Android recurran a Google, y sólo a Google, para descargar las millones de aplicaciones a las que pueden optar en sus teléfonos y tabletas”.

En el documento también se especifica que Google ha utilizado contratos restrictivos para obligar a los fabricantes de dispositivos, que operan con el sistema operativo Android, a promocionar la Play Store a costa de la competencia. Según los fiscales de los diferentes estados, el propósito de la empresa era obstaculizar el aumento de tiendas de aplicaciones de terceros. Incluso ejemplificaron esta situación con la Galaxy Store, de Samsung, a la cual le hicieron “un intento directo de pagar para que abandonara las relaciones con los principales desarrolladores”. Otro de los puntos de la demanda relacionada con la marca surcoreana detalla que “Google se sintió profundamente amenazado cuando Samsung comenzó a renovar su propia tienda de aplicaciones, la Samsung Galaxy Store”, misma a la que veía como “una amenaza que necesitaba sofocar de manera preventiva”. Además, los demandantes cuestionaron las condiciones que establece Google, con el fin de que Google Play Billing sea el único procesador de pagos dentro de la aplicación que un desarrollador de Android puede utilizar al vender contenido digital por medio de la aplicación.

En este sentido, el fiscal general del Distrito de Columbia, Karl Racine, sostuvo que “Google está utilizando su posición dominante en el mercado para sofocar la competencia y extraer miles de millones de dólares en comisiones sobre las compras dentro de la aplicación de los consumidores desprevenidos, y este comportamiento anticompetitivo debe terminar”. Por su parte, el director senior de políticas públicas de Google, Wilson White, respondió ante ese asunto por medio de una publicación en un blog, donde comentó que se trata de “una demanda sin mérito que ignora la apertura de Android”, pues explicó que si una app no se encuentra en la Play Store, se puede descargar desde una tienda rival o desde el sitio web del desarrollador. “No imponemos las mismas restricciones que otros sistemas operativos móviles”, señaló el ejecutivo, quien agregó que los fabricantes tienen la alternativa de preinstalar otras tiendas de aplicaciones en los dispositivos que funcionan con Android, además de que la mayoría de estos teléfonos se envían con “dos o más tiendas de aplicaciones”. Cabe señalar que este no es un problema actual para Google, pues el año pasado, el gigante de las búsquedas recibió acusaciones similares por parte de Epic Games, la cual argumentó que Google obligó a OnePlus a abandonar un acuerdo para precargar un lanzador especial de Fornite en sus teléfonos, además de que a LG le impidió la preinstalación de su app en sus dispositivos.

Asimismo, hace un par de semanas autoridades regulatorias de Reino Unido iniciaron una investigación para determinar el dominio de la compañía en el mercado de aplicaciones móviles y sistemas operativos, pues argumentan que esta empresa, junto a Apple, ha creado un duopolio que restringe la competencia. “Nuestro trabajo en curso en la gran tecnología ya ha descubierto algunas tendencias preocupantes y sabemos que los consumidores y las empresas podrían verse perjudicados si no se controlan”, comentó al respecto Andrea Coscelli, directora ejecutiva de la Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido (CMA, por sus siglas en inglés).

]]>.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.

Utilizamos cookies, ¿estás de acuerdo?    Ver
Privacidad