Airbnb: "Perdimos el 80% del negocio en 2 meses. Pero nació una gran oportunidad"

Airbnb: "Perdimos el 80% del negocio en 2 meses. Pero nació una gran oportunidad"

Airbnb: "Perdimos el 80% del negocio en 2 meses.  Pero nació una gran oportunidad"



Algunos la daban por muerta a mediados del año pasado, pero pronto los datos probaron lo contrario. Airbnb aguantó las cancelaciones durante los primeros meses de la pandemia, para convertirse luego en el refugio que muchos eligieron para dejar sus ciudades en busca de lugares más seguros (o menos congestionados). La mayoría de los anfitriones se quedaron con la marca y aumentaron los viajes cercanos y las estancias prolongadas de los huéspedes. La pandemia abrió así una nueva ventana de oportunidad para la plataforma de rentas vacacionales, que ahora se refleja en su nueva estrategia. En diciembre, Airbnb protagonizó la mayor salida a Bolsa del año en Estados Unidos. La valoración de la empresa superó los 101,000 millones de dólares y sus acciones se dispararon 143% en su debut. Aunque sigue reportando pérdidas, la visión de su cofundador, Brian Chesky, apunta a una recuperación de los viajes nunca vista y a un cambio de las reglas del juego en la industria para el que dice estar ya preparado. Así nos lo explica en una entrevista en exclusiva con Expansión.

EXPANSIÓN: En 2020, sufrieron grandes pérdidas por la caída de las reservaciones. Pero, a finales de año, lograron una de las mejores salidas a Bolsa en Estados Unidos en este periodo. ¿Por qué crees que los inversionistas confiaron en Airbnb? BRIAN CHESKY: El 2020 fue probablemente el año más difícil en la historia de la compañía. Crear Airbnb fue muy difícil y nunca pensé que habría nada mas difícil, pero la pandemia lo fue. Perdimos el 80% de nuestro negocio en ocho semanas. El éxito de la salida a Bolsa sugiere que la gente compró nuestra visión, literalmente, por todo lo que hicimos a lo largo del ultimo año. Se aprende mucho sobre alguien durante una crisis, porque se pone a prueba, demuestra de qué está hecho. Lo que la gente aprendió sobre Airbnb fue que nuestro modelo es adaptable y creyó en nuestra habilidad de ejecución, de tomar decisiones correctas basadas en nuestros principios. El hecho de que se produjera esta salida fue sorprendente en sí mismo. Si le hubieras preguntado a la gente, en abril o mayo, si creía que Airbnb se volvería pública en diciembre… muchos pensaban que ni siquiera existiríamos. Salir a Bolsa no era una gran meta per se , sino algo que formaba parte de un recorrido más largo. Estoy muy orgulloso de mi equipo y de lo duro que ha trabajado, algo que probablemente explica lo que pasó. Y tan solo unos meses después, anuncian un plan de mejoras de la plataforma que tampoco tiene -…precedentes. ¿Cuál es el principal cambio que veremos en su estrategia? En 2020, pensábamos que la vida iba en una dirección concreta. Poco después, me sentía como el capitán de un barco que acababa de ser impactado por un torpedo. Tuvimos que reestructurar por completo el negocio, enfocarnos en eso y salir a Bolsa. En enero, hubiera sido comprensible pensar: «Hemos trabajado siete días a la semana, durante 16 horas al día, por casi un año. Ahora somos una empresa pública, hemos tenido éxito, tomemos un descanso». Pero decidimos no hacerlo. Vimos en nuestros datos que el turismo iba a tener una reactivación que no se parecería a ninguna anterior, al menos en 100 años. Llegamos a niveles de ocupación de 2019, sin contar con los viajes transfronterizos ni la recuperación de las ciudades, que representan la mayor parte de nuestro negocio. Se abría una nueva ventana de oportunidad y lanzamos 100 mejoras para que nuestro servicio estuviera listo de arriba a abajo, no nos dormimos en los laureles. Lo más importante de este plan es la flexibilidad. Ahora hacemos muchas más cosas de manera remota. La gente puede vivir, trabajar y viajar a distintos lugares, sin tener que decidir un momento específico. Así que adaptamos nuestra herramienta de búsqueda para ajustarnos a eso. Incluimos fechas flexibles, lo que es muy importante, porque uno de los grandes problemas que encontramos en Airbnb es que la gente filtra demasiado sus búsquedas. Ahora podemos mostrar muchas más opciones. Otra mejora es la compatibilidad flexible. Y, por último y más importante, destinos flexibles. En lugar de decidir a dónde ir, vas a decidir ir a cualquier lugar para quedarte en una casa en un árbol o una granja. Eso nos va a ayudar a impulsar los viajes hacia todo tipo de comunidades. Creemos que si la casa se convierte en el destino, podemos distribuir los viajes de otra forma y ayudar a la gente a descubrir nuevas experiencias en estos increíbles lugares de todo el mundo.

El futuro de Airbnb está ligado a la manera en que la gente trabajará y vivirá en adelante. ¿Cómo ves ese futuro, cuáles son tus hipótesis? Cualquiera que haya tratado de predecir el futuro durante el ultimo año se ha equivocado, así que voy a ir con cuidado de hacer predicciones, pero te comparto algunas ideas. Antes tenías que ir cinco días por semana al trabajo, en grandes ciudades, todos en el mismo lugar. Si pensamos en Zoom, lo hacemos en base a internet, los dispositivos, las pantallas y los softwares de hoy, pero eso va a ir mejorando. Esto es el inicio de una adopción masiva del trabajo remoto, y no va a dar marcha atrás. Una menor cantidad de gente estará obligada a vivir en grandes ciudades, demasiado caras por la falta de viviendas necesarias para atender esa demanda. Veremos una gran redistribución de la población, mucha gente optará por vivir en ciudades pequeñas o áreas rurales. La gente se quiere sentir conectada, algo que ya puedes hacer desde una granja o una ciudad pequeña. Al mismo tiempo, un esquema completamente remoto o por largos periodos de tiempo no es para todo el mundo. Hay razones por las cuales la gente busca las conexiones personales, no queremos vivir nuestra vida en un mundo digital. En Airbnb, celebramos las conexiones personales cuando viajas y encuentras personas cara a cara. No se puede viajar viendo un video en YouTube, quieres estar en ese lugar físicamente. No todo el mundo puede vivir una vida nómada, porque tiene familia. Pero, en Estados Unidos, la mayoría de los niños van a la escuela durante 188 días al año, lo que significa que durante 185 días al año los padres y sus hijos pueden estar en otros lugares. Así es como me lo imagino. La gente va a viajar más alrededor del mundo y por temporadas más largas, porque lo más caro a la hora de viajar es el transporte. Un viaje de tres días es menos económico que uno de 30 días, si tenemos en cuenta los costos fijos de ir y regresar. Así que creo que la gente buscará experiencias más inmersivas cuando viaje a las comunidades, donde además podrá vivir y trabajar sin tener que ir a una oficina. Creo que así va a ser el juego, hasta que venga algo nuevo que lo cambie todo otra vez. ¿Por eso hemos visto una recuperación más rápida en la plataforma que en los hoteles? Si miras nuestros resultados del primer trimestre y los de las grandes cadenas hoteleras, ves que nos hemos recuperado más rápido. No significa que estemos ganando, ni nada parecido, lo único que significa es que el tipo de viajes al que nos dedicamos se ha recuperado antes, porque la gente aún no viaja tanto al extranjero ni a las grandes ciudades, por ahora. El tipo de viajes que están haciendo es de ocio, no de negocios. Los hoteles, al menos en un gran porcentaje, se orientan al turismo de negocios, pero Airbnb es para viajes de ocio. La gente quiere estar conectada, por eso viaja con sus familias. Cuando estás con tu familia, generalmente quieres estar en una casa porque puedes convivir en torno a una mesa para cenar o en una alberca, y tiene sentido que una familia se quede en una casa más que en un hotel en habitaciones separadas. Si viajas por ocio en tu propio país, muchas veces quieres estar en una casa en el campo o en una ciudad pequeña, donde puede que ni siquiera haya hoteles en esa área. Hay muchas razones por las que nos hemos recuperado más rápido. También porque la gente permanece más tiempo, y cuanto más tiempo estás fuera de casa, más quieres estar en una casa. Eso es lo que ha pasado hasta ahora. El reto está en conseguir esos anfitriones que necesitan para seguir creciendo. ¿Cómo les va con eso? Tenemos un número estable de anfitriones, tenemos los mismos que antes de la pandemia. Si le hubieras preguntado a la gente si creía que íbamos a tener un número tan estable de anfitriones hace un año, probablemente hubiera dicho que no. Pero así es. Te comparto un dato: el churn de anfitriones (el número de anfitriones que deja la plataforma) se redujo el año pasado en comparación a datos anteriores a la pandemia. Perdimos menos anfitriones el año pasado que en 2019. Pero hay algunos temas sobre los que nos tenemos que enfocar: asegurarnos de que todo el mundo esté seguro, de tener los suficientes buenos anfitriones, y de que la gente se respete y ofrezca conexiones significativas. Muchos de nuestros anfitriones llegan a la plataforma, en México y en el mundo, porque entienden que con un activo que ya tienen, su casa, pueden comenzar a recibir reservaciones en cuatro días y ganar miles de dólares al año haciendo algo que la mayoría de las personas saben hacer: cuidar de los demás.

¿Qué hay de la idea de que Airbnb pueda convertirse en una plataforma para rentas de largo plazo, cambiando las reglas que hasta ahora rigen este negocio en la vivienda? Creo que Airbnb puede empezar a reemplazar el tipo de rentas que usan los propietarios de inmuebles. En el futuro, cada vez más gente pagará sus rentas de la manera en que pagan Netflix, de manera mensual. Veámoslo así: ¿por qué firmas un contrato de renta, dejando un depósito de seguridad y pagando por adelantado el primer y el ultimo mes de renta? Para darle una seguridad al propietario. Nuestra plataforma ya ofrece esa seguridad. Hay una garantía frente a daños, retenemos el dinero, podemos mediar en casos de disputa. Tenemos un gran equipo de seguridad y podemos tener un perfil presumiblemente mejor del huésped que el que tiene hoy el propietario, gracias a nuestra tecnología. Nosotros tenemos relaciones largas con los usuarios, y nos ajustamos a la ley si algo sale mal. Hay muchas razones para buscar rentas de un mes o tres meses o más en Airbnb, y podemos hacer este modelo de negocio mucho más económico. La prueba es que hoy una cuarta parte de nuestras reservaciones son por un mes o más, así que es algo que ya esta sucediendo. Creemos que va a haber mucha más movilidad, tipo plug&play . No creo que todas las rentas vayan a cambiar, pero muchas de ellas irán gradualmente virando hacia este nuevo sistema. Es mucho más eficiente, como Netflix frente a la televisión por cable. ¿Qué lugar ocupa México en la estrategia de Airbnb? México es uno de los países más importantes del mundo para Airbnb, por su tamaño, sus comunidades vibrantes, su crecimiento y su proximidad a nuestro mercado más grande, Estados Unidos. Es un país muy diverso, y además el turismo es doméstico y transfronterizo —aunque este probablemente se recupere un poco después—. No todos los países tienen un mercado doméstico como este. Muchas de las áreas en América Latina y el Caribe no tienen un mercado doméstico, ahí el turismo es puramente internacional. Me encanta este país, es uno de los lugares a los que pienso ir de vacaciones, y está creciendo rápidamente en Airbnb. Para darte un ejemplo, algunos números, el turismo rural está creciendo mucho en México. Antes de la pandemia, solo un 10% de nuestro negocio en México era de gente saliendo a las áreas rurales, ahora representa un 25%. Así que eso está explotando. Y también las familias, ese segmento está creciendo mucho. Antes de la pandemia, 37% del negocio era de viajes en familia, ahora son el 59%. Muchas familias lo están usando para viajar por dentro de su país y vamos creciendo en ciudades pequeñas y comunidades rurales, lo que es increíble.

]]>.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.

Utilizamos cookies, ¿estás de acuerdo?    Ver
Privacidad